La Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad ambiental traspone la Directiva 2004/35/CE, incorporando a nuestro ordenamiento jurídico un régimen administrativo de responsabilidad ambiental de carácter objetivo basado en los principios de prevención de la contaminación y en el principio de “Quien contamina paga”.

Según la Ley, todas las empresas incluidas en su anexo III deberán adoptar medidas de prevención, evitación y reparación de daños ambientales así como disponer antes de un seguro de responsabilidad ambiental para garantizar que se dispone de los recursos económicos suficientes para afrontar costes derivados de daños ambientales.

Para ello, APLIECO, le ofrece un servicio de evaluación de riesgos ambientales para determinar en función de los riesgos que tipo de garantía financiera deberá adoptar.

El análisis se realiza según el procedimiento descrito en la UNE 150008:2008 tal como se dispone el REAL DECRETO 2090 /2008, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, asegurando así el cumplimiento de dicha legislación.

En: > Tags: